Feeds:
Entrades
Comentaris

Archive for the ‘Filosofía’ Category

En esta ocasión hemos elegido el tema “El tiempo”, intentando comprender la variedad de enfoques que nos han manifestado grandes pensadores a través de la historia,  y también desde la física de la mano de Diego, que con mucha paciencia y entusiasmo no dio un baño de ciencia y realidad.

Tanto nos ha costado abordar el tema que hemos hecho nuestra, la famosa frase de San Agustín «Si nadie me lo pregunta, lo sé; si me lo preguntan y quiero explicarlo, ya no lo sé.»

Llegamos fácilmente a categorizar el tiempo en tres figuras, pasado – presente – futuro, pero rápidamente nos vimos en la misma encrucijada cuando comenzamos a pensar en cada una de ella, como siempre, pedimos ayuda a nuestros usuales colaboradores: los filósofos.

¿Qué es el pasado? nos preguntamos, para San Agustín “El pasado no es”, asimilar esta triste frase no es nada sencillo, pero la filosofía es esto, la eterna búsqueda de respuestas a preguntas que no es posible responder.

Reflexionamos acerca de este concepto: “El pasado no es”, el pasado es inabordable entonces, solamente podes aspirar a la precariedad y distorsión de nuestra memoria, a alguna evidencia eventualmente tergiversada que nos permita sentir que aprehendemos la historia vivida, que conocemos hechos, episodios, sucesos y que somos capaces, mediante el relato desde el presente, de transmitirlo.  De este modo entonces, podemos inferir que la historia no es otra cosa que una concepción filosófica de nuestra relación con el pasado.

No contentos con la angustiante conclusión, nos preguntamos sobre el futuro, San Agustín nos vuelve a golpear con su respuesta atroz, “El futuro no es”, el desconcierto nos toma nuevamente para obligarnos a explicar, El futuro no es, porque no sucedió, comentamos sintiéndonos más reflexivos y profundos, porque no puede ser más que una expresión de deseo una tímida especulación de un plan que tenemos pero no sabemos si podremos.

Un poco más entusiasmados, ya que poco a poco sentíamos que nos acercábamos al brillante San Agustín le preguntamos por el presente, nos responde “El presente es el punto de encuentro entre el pasado y el futuro, por lo tanto no es”, devastador, tácito, rotundo, nos deja en el más absoluto desasosiego de las incertidumbres, ¿cómo analizamos tantos “no ser”, ¿qué somos nosotros si nuestra contabilización por excelencia no existiera? Gracias San Agustín seguimos tan ambiguos como al principio.

Decidimos avanzar en el tiempo, sin que la teoría anterior nos perturbara, para llegar hasta Heidegger, quién nos dice “El tiempo no es, el tiempo deviene”. Al principio nos pareció una broma de mal gusto, ¿recorrimos  1500 años de pensamiento para que la frase comience igual?, mejor nos centramos en “…el tiempo deviene”, ¿qué es el devenir? ¿Qué debemos entender de esta frase? Lo pensamos…

Luego de debatir, de escribir nuestras conclusiones, dudas y certezas explicamos que para Heidegger lo único definible de manera concreta es el presente, el transcurso de este instante, eterno, efímero, móvil y diferente para cada individuo en el mundo.

Sin duda la complejidad de este tema hace que sea imposible una idea única, consensuada, convincente, tranquilizadora, pero siempre o casi siempre llegan los mismos a darnos las respuestas más reveladoras del mundo, los filósofos griegos, y volvemos en el tiempo al 384 A.C, Aristóteles nos dice “El tiempo es la medida del movimiento”. Entonces  entendemos quizás que siempre que podamos percibir que algo cambia es una consecuencia directa de que el tiempo ha pasado, como florece la flor y se marchita, como la tierna mirada de un niño, se vuelve desafiante en un joven, vigilante en la adultez y complaciente y comprensiva en la vejez, como sale el sol cada día para prometernos nuevos movimientos y si no nos alcanzan pensamos sin mayor reflexión “mañana también saldrá el sol”.

Carla

“El tiempo”, por Carlos

“El tiempo”, por George

 

“El tiempo”, por Ozkar

 

“Tomatera”, por Ozkar

Anuncis

Read Full Post »

Identidad

¿Quién soy?

..la pregunta que más nos acompaña a lo largo de toda la vida, y a la que más respuestas diversas podemos arribar, sin que se nos pueda acusar de incoherentes ¿o sí?

Quizá debamos reflexionar que la idea de identidad esta sobrevaluada, ¿es necesario que nos definamos o alguien coloca esa necesidad en nosotros?  ¿Quiénes administran la identidad?

Todas estas preguntas no hicimos al abordar este tema tan complejo, tan diverso y que consideramos parte constitutiva de nuestro ser.

Desde pensar en nuestra nación, hasta nuestros gustos e ideologías, intentando evitar nuestra casi ineludible necesidad de definirnos como seres cerrados e incambiables, pero inexorablemente debemos aceptar que nos cautiva la idea de hablar de nosotros mismo, de decir quién soy, qué soy, decir eso que nos hace únicos, diferentes y herederos de un tesoro colectivo que debemos inmortalizar.

¿Quién soy?

“Soy todos los pasos valientes de mis ancestros, su latir furioso que dio vueltas la tierra, partió los muros, y estalló al silencio hasta vencerlo entero.
Soy la terquedad de mis abuelos, su semilla sedienta y justa, la profecía imposible de sus libros y el mar lejano de su niñez.
Soy los ojos de mi madre, el fuego de su sangre, el eco de su esperanza.
Soy las manos buenas de mi padre hechas cuna.

Soy la carcajada más alta del mundo en la cara de un niño.

Soy todas las esquinas de esta ciudad de candiles y tempestades y cicatrices y alas, sus mil ausencias ardiendo, y miles de almas viviendo, todo esto es lo que me hace ser quién soy”.

Y aquí unas reflexiones en voz alta:

  • Carlos:

  • George:

  • Jose:

Y también una elaboración escrita por Ozcar:

 

Referencias Bibliográficas:

Mentira la Verdad: Identidad: Darío Sztajnszrajber

Conferencia sobre Identidad : Darío Sztajnszrajber  y Ezequiel Adamovsky

Canción “Soy”: Yamandú Cardozo y Tabaré Cardozo.

 

Carla, dinamitzadora TIC CP Brians 2

Read Full Post »

Partido inaugural del Mundial Sub17 Femenino 2018, Uruguay-Ghana (Foto: Sala de Medios de la Intendencia de Montevideo)

Partido inaugural del Mundial Sub17 Femenino 2018, Uruguay-Ghana (Foto: Sala de Medios de la Intendencia de Montevideo)

En el Centre Penitenciari Brians 2, en el marco del taller de filosofía y tecnología, esta vez elegimos como tema de estudio y debate “El fútbol”.

¿Es el fútbol una nueva religión, nos comportamos como si lo fuera?

Esta es una pregunta sin respuesta o con tantas como aficionados tenga este deporte, es tan variada, extrema, pasional e inexplicable la fuerza que tiene esta pasión que podríamos compararla con casi cualquier cosa que genere fanáticos, sin comprender muy bien ni cómo ni porque.

Es el nuevo dispositivo de enajenación, estamos pendientes solo de eso, el mundo se detiene si es nuestro equipo el que está en el campo, dominando esa esfera que nos lleva el alma en vilo 90 minutos. Podríamos suponer además que es un vehículo al placer a la diversión, pero no, no lo es, lo sufrimos, lo padecemos, algo tiene ese deporte que despierta una identificación primaria, que nos define y nos normaliza, un algo del que no podemos escapar.

Algunos dicen por ahí, el “futbol es el nuevo opio de los pueblo”, parafraseando a Marx, pero creo que es algo más complejo de describir, no solo somos hordas de personas siguiendo tontamente un estímulo, se olvidan de definir a ese opio, ese opio tiene que gustar y mucho para provocar en millones de personas conductas desbordadas y pasiones irrefrenables, está hecho con mucho arte este opio.

La destreza y el malabar nos deslumbran, pero no alcanzan para explicar el estado del seguidor de un club, ni tampoco explica las situaciones implicatorias en términos de identidad. Hay algo más de raíz, genera fanatismo, nos toca profundamente.

El éxito actual del fútbol quizás obedezca en parte a esta cuestión identitaria haciéndonos reconocer en nuestros protagonistas del deporte algo más que un ídolo.

En esta entrega hemos elegido algunos textos para compartir con nuestros familiares y amigos, los hemos seleccionado dejándonos llevar por nuestra pasión pero también por nuestro deseo de hacer de este tema algo más que el sin sentido del fervor, dejar ver el arte que provoca también en otros ámbitos, reflexionado al respecto y leyendo poesía provocada por el deporte más popular del mundo.

  • A continuación les dejamos de la mano de Joan, algunas citas haciendo referencia al fútbol, con diferentes matices, opiniones y enfoques,
  • además tenemos la carta que Cavani le envía al niño que fue en la voz de George,
  • el excelente texto de Hernán Casciari “Messi es un perro” recitado por Pedro
  • y finalmente la maravillosa creación de Carlos, en la que con un gran despliegue de imaginación y creatividad, describe a este deporte como si lo viera un alienígena que nada conoce de nuestra civilización y sus aficiones.

Esperamos que disfruten de esta entrega, gracias.

Carla.

Dinamitzadora TIC

 

 

Read Full Post »

%d bloggers like this: